Gozos a san Roque de Monterde

Ermita de san Roque de Monterde

Gozo es una composición poética en honor de la Virgen o de los santos, que se divide en coplas, después de cada una de las cuales se repite un mismo Estribillo…. Los gozos están muy generalizados en Aragón y cobraron especial atención en Cuaresma. Suelen ser cuartetas de versos octosílabos y se ejecutan con una introducción a modo de Estribillo… y el canto a solo de la copla, cuyos dos últimos versos repetían todos los asistentes. Sirven también como rogativas. Aunque son de origen erudito, el candor popular se refleja en muchos gozos.

Las composiciones poéticas más frecuentes tienen forma de sextetos (seis versos) divididos en un cuarteto en redondilla y un pareado que rima con los pareados de la anterior estrofa. El número de estrofas varía de pueblo en pueblo. Destaca la repetición después de cada estrofa del Estribillo… que normalmente son los dos últimos versos de la primera estrofa.

La aparición de la mayor parte de los gozos tienen lugar en los siglos XVII y XVIII; el pueblo los aprendía de memoria y repetía su canto en las solemnidades adecuadas. Normalmente todas festividades contaban con sus gozos propios y melodías diferentes. Las letras son siempre de origen erudito y narran la vida o milagros de los santos celebrados. El tema de la peste es el que más se repite en todos los lugares que tienen como patrón a San Roque.

En Monterde, el día 16 de Agosto durante las fiestas patronales, tras una procesión que parte de la parroquia y termina en la ermita del santo, se cantan los gozos al glorioso San Roque que recogemos aquí en una versión impresa de 1960 que se distribuye a los romeros como recordatorio de los versos.

En las localidades vecinas de Pozondón y Bronchales, separadas por tan solo una decena de kilómetros, donde también hay gran devoción por san Roque,  se conservan otras versiones:

Gozos a San Roque de Bronchales
Gozos a San Roque de Pozondón
Pues como padre, Bronchales
Os llama Roque sagrado,
Estribillo:
Sed con Dios nuestro abogado
Contra toda pestilencia.
Roque que con dulce amor
Serviste al desvalido
Estribillo:
Al enfermo y afligido
Atiende a nuestro favor.
Luego que a la luz salisteis
De quien erais disteis luz
En hacer con roja cruz
Vice-Jesús parecísteis,
Protector por la cruz fuísteis
En la peste y sus dolencias

Estribillo…

Pisando mundana tierra
por Jesús te hiciste pobre
y porque todo te sobre
su cruz sola es tu memoria
oh corazón encendido
en el celestial fervor.Estribillo…
Aunque en Montpelier reinabas
Como príncipe y señor,
Por poder serlo mejor
Por Cristo lo renunciasteis,
Oro y plata encomendasteis
A pobres sin diferencia.

Estribillo…

Todo el fausto reduciendo
A un bordón y una esclavina
Tu ardiente anhelo camina
En ir al pobre sirviendo
Siempre en Dios embebecido
Por caritativo ardor.
Estribillo…
Ya con impulso divino
Lejos de vuestros parientes
Peregrino entre las gentes,
Sois en virtud peregrino
A Cristo por el camino
Seguisteis de penitencia.

Estribillo…

De roma y de toda tierra
De la cruz con la señal
La pestilencia mortal
Vuestro celo la destierra
Favor os ha concedido
El divino redentor.
Estribillo…
En el yermo y sin afán
Morasteis algunos días
Y a vos, como el cuervo a Elías,
Un perro os llevaba el pan,
Era todo vuestro imán
De Dios la dulce experiencia.

Estribillo…

Partiste luego a Plasencia
En busca del apestado
Y con tu amor y cuidado
Desechó toda dolencia
Aquí saliste herido
De una saeta el rigor.
Estribillo…
Cuando la peste y el mal
A Italia y Francia abrasaron,
Vuestra virtud la curaba
De la cruz con la señal
Sanabais con excelencia.

Estribillo…

Libre ya de este accidente
Volvisteis a vuestro estado
Y fuisteis aprisionado
Por vuestra vasalla gente
Esta afrenta habéis sufrido
Con un cristiano valor.
Estribillo…
A vos la peste también hirió
Por orden de Dios
Porque pasando por vos
El mal se trocaba en bien,
Vos sois el médico en quien
Perdió el mal su resistencia.

Estribillo……

En la prisión ultrajado
Dando ejemplo de paciencia
A la divina clemencia
Clamáis por el apestado
No habiendo descaecido
De caridad tu fervor.
Estribillo…
Salud el ángel os trajo
Y más palabras de Dios
Que quien os invoque a vos
Se libre de tal trabajo;
Sois contra la peste atajo
Con celestial indulgencia.

Estribillo…

Al cabo de cinco años
De tan bárbara prisión
Vos estando en oración
Del mundo y de sus engaños
Dios te ha sacado y subido
Al cielo por morador.
Estribillo…
Después que en el patrio suelo
Preso fuisteis por espía,
Os visteis libre en un día
De dos ángeles al cielo
Penetrando con tal celo
Hasta la divina esencia.

Estribillo…

Ya conocido en cuantos
Fueron causa a tu prisión
Te rinden admiración
Deshechos en tiernos llantos
Porque ya han reconocido
Tu santidad y tu error.
Estribillo….
Otra peste más cruel
Curasteis haciendo instancia
Al concilio de Constanza
Y todos los padres de él;
Con salud al pueblo fiel
Premiasteis con reverencia.

Estribillo…

Sednos pues Roque glorioso
Defensor de todos males
Pues entre angustias mortales
Os aclamamos piadosos
Escuchad nuestro gemido
Y aliviad nuestro dolor.
Estribillo…

Si bien la métrica y la narrativa es similar en los tres casos, cabe destacar la sorprendente diferencia entre la lírica de estos gozos tratándose de poblaciones vecinas. Los gozos de Bronchales no tienen parangón en la Sierra de Albarracín pero son casi iguales que los de dos poblaciones, Vallanca (Comarca del Rincón de Ademuz) y Fuentes de Ayódar (Sierra del Espadan, Castellón) que se encuentran en vías trashumantes hacia la Comunidad Valenciana que posiblemente transitaban los pastores serranos de Bronchales. Casi lo mismo ocurre con los gozos de Monterde, diferentes a todos los de la Sierra, pero casi idénticos a otros que se conservan en Barracas (Valencia), población situada en otra vía trashumante hacia Levante.

Los gozos de Pozondón, sí son muy similares a otros de esta sierra como los de Tramacastilla y Torres aunque con menos estrofas. No obstante, también en este caso hay gozos casi gemelos que se cantan en poblaciones como Villar del Arzobispo (Sierra Calderona, Valencia), Arjonilla (Jaén), de nuevo poblaciones que eran transitadas por ganaderías serranas hasta bien avanzado el siglo XX.

Dejamos a los eruditos el establecimiento de los orígenes y relaciones entre las distintas versiones de estos rezos populares que circulan en la Sierra y sus similitudes con pueblos situados en vías trashumantes, no obstante, resulta curioso el fenómeno y así lo hemos querido resaltar.

Anuncios