Monterde sube su población casi un 18% en el último censo

El alcalde pide apoyo para terminar la hospedería que daría vida a una familia

El alcalde pide apoyo para terminar la hospedería que daría vida a una familia

Según el Diario de Teruel, edición 2/2/2015, Monterde de Albarracín es el municipio de la provincia de Teruel que proporcionalmente más población registró en el último censo, 1 enero de 2013 al 1 de enero de 2014.

Monterde de Albarracín es el municipio de la provincia de Teruel que proporcionalmente más población registró en el último censo, 1 enero de 2013 al 1 de enero de 2014. Lo hizo un 17,74 por ciento. De 62 habitantes pasó a 73 gracias a que se empadronaron dos familias y dos extranjeros. Una de la familias de 4 miembros ya no está, al igual que los dos extranjeros, lo que demuestra la volatilidad de los censos en la que viven los pequeños municipios. Monterde de Albarracín, que tiene población activa en paro, reclama apoyo para una hospedería que le falta poco para terminar y que puede dar de vivir una familia.

Monterde de Albarracín es el municipio de la provincia de Teruel que proporcionalmente más población registró en el último censo, 1 enero de 2013 al 1 de enero de 2014. Lo hizo un 17,74 por ciento. De 62 habitantes pasó a 73 gracias a que se empadronaron dos familias y dos extranjeros. Una de la familias de 4 miembros ya no está, al igual que los dos extranjeros, lo que demuestra la volatilidad de los censos en la que viven los pequeños municipios. Monterde de Albarracín, que tiene población activa en paro, reclama apoyo para una hospedería que le falta poco para terminar y que puede dar de vivir una familia.

El alcalde de Monterde de Albarracín, Luis Antonio Aspas, manifestó que el censo poblacional es muy volátil y que si el año pasado el municipio experimentó un incremento de la población con 11 vecinos más, hoy si se hiciera el censo ya no sería lo mismo porque “dos extranjeros que trabajaban de pastores al cerrar la explotación se marcharon a vivir a Cella y una de las familias con 4 miembros que vinieron también se ha marchado. De los nuevos está una familia con tres miembros y una pareja. También hay que decir que ha habido tres fallecimientos”. En el último censo Monterde tenía 73 habitantes, pero viviendo en invierno éramos poco más de cuarenta”.

Aspas manifestó que la falta de empleo es lo que determinó la marcha de la familia y la de los dos extranjeros. En este punto, el primer edil de Monterde de Albarracín dijo que en el municipio la mayoría de los vecinos son jubilados, pero aún se cuentan 11 personas en edad de trabajar, pero 4 de ellos están en el paro.

Luis Aspas comentó que las personas paradas que deciden regresar al pueblo lo hacen porque, además de que les gusta, cuentan con más defensas al tener un huerto, gallinas y la vida es más barata, apuntó. “El que es arreglado se defiende mejor uno en el pueblo que en la ciudad”. Uno de los vecinos de Monterde de Albarracín que fue pionero en regresar a su pueblo de la ciudad, Zaragoza es Pedro Delort Martínez, 67 años. “Con 57 años cerró la fábrica y decidí volver al pueblo y empadronarme. En Monterde tengo casa y me gusta la vida de los pueblos pequeños. En un pueblo grande no viviría. En Monterde de Albarracín se está muy bien”, afirmó.

Monterde de Albarracín tiene también dos niños y tres jóvenes que estudian en la universidad. Los dos niños estudian en Teruel capital con sus padres donde tienen casa y regresan a Monterde los fines de semana y periodos vacacionales. El padre de los niños, Pedro Soriano, señaló que sube al pueblo a trabajar donde tiene tierras y hasta que enfermó su madre, ovejas, que tuvo que vender. Igualmente dijo que se vive mejor en Monterde que en Teruel y que los críos están encantados con el pueblo donde disponen de más libertad.

No obstante, Pedro Soriano, se muestra pesimista con respecto al futuro del pueblo, “en el que solo va haber jubilados”.

El alcalde de Monterde de Albarracín, Luis Antonio Aspas, expuso la importancia que tendría para el pueblo la terminación de la hospedería que se inició en 2003 y a la que falta un empujón por parte de las Administraciones para terminarla, con lo que se podría establecer una familia. “En la hospedería se han invertido unos 260.000 euros y harían falta algo más de 100.000 para terminarla, pero desde hace cuatro años no nos dan ninguna subvención. No nos meten en el Fite”, criticó.

La hospedería dispondría 6 habitaciones dobles, restaurante y bar, por lo que daría servicio al turismo y al mismo pueblo.

GALERIA DE IMAGENES (Diario de Teruel)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fuente: Diario de Teruel, 2/2/2015

Anuncios