Descripción de Monterde en 1830

Portada del diccionario de Madoz

Interesante descripción de Monterde de MADOZ, Pascual, Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de ultramar, Tomo XI, pag. 549, de 1830

Sigue leyendo

Anuncios

Salud y enfermedad en la Comunidad de Albarracín entre 1910 y1936

Pequeños serranos (Archivo López Segura)

Durante el siglo XIX la particularidad más importante que presenta la población aragonesa es la de una pérdida paulatina respecto al conjunto español, siendo precisamente la provincia turolense donde se aprecia un crecimiento más ralentizado. Hacia la década de 1860 se iniciará un progresivo declive demográfico , profundizándose todavía más a comienzos del siglo siguiente . A partir de 1900 esta situación de retroceso se hace más evidente, tal y como se puede apreciar en los censos de población de la Comunidad de Albarracín de los años 1900 a 1940. Las causas que provocan esta situación y hacen que la Comunidad sea una de las comarcas con menor densidad de todas las existentes en la provincia de Teruel , residen tanto en las singularidades geográficas de la comarca (elevada altitud, clima riguroso, etc.), como en la extrema pobreza de buena parte de la población y en las prácticamente nulas posibilidades de sus habitantes por mejorar las condiciones de vida. Así pues, la densidad de población de la Comunidad de Albarracín oscila durante los años 1900-1940 entre el 9’5% y el 11%, según fuese la característica de sus habitantes (de hecho o de derecho).  

Sigue leyendo

LAS COMUNICACIONES EN LA SIERRA DE ALBARRACÍN A PRINCIPIOS DEL SIGLO XX

A comienzos del siglo XX la Sierra de Albarracín se encontraba prácticamente incomunicada respecto a su entorno. Tan solo una carretera unía Teruel con la ciudad de Albarracín y de allí enlazaba con los pueblos de Torres, Tramacastilla, Noguera y Orihuela del Tremedal. Además, si bien años atrás se había iniciado la construcción de la carretera de Teruel a Cañete (por Albarracín), lo cierto es que todavía a mediados de la década de 1910 continuaban construyéndose algunos tramos, aunque eso sí, estaban ya comunicados los municipios de Gea, Albarracín, Royuela, Terriente y Toril y Masegoso. Aún con todo, a principios de este siglo todavía una gran parte de los pueblos de la Sierra seguían estando totalmente incomunicados. Este aislamiento geográfico incidía también en la fluidez y eficacia de las comunicaciones postales, especialmente respecto a las comarcas de su entorno.

 

Sigue leyendo

La Comarca de la Sierra de Albarracín entre los años 1900 y 1936

 

1) LA SOCIEDAD

La sierra de Albarracín era a comienzos del siglo XX una de las comarcas más atrasadas y aisladas de Aragón. Tan sólo dos carreteras enlazaban varios municipios. La primera de ellas atravesaba la Sierra en dirección este-oeste poniendo en comunicación las localidades de Gea, Albarracín, Torres, Tramacastilla, Noguera y Orihuela del Tremedal. La segunda se desviaba desde esta última en Trambasaguas y enlazaba con los pueblos de Royuela, Terriente y Toril y Masegoso en dirección hacia Salvacañete, en la provincia de Cuenca. Las comunicaciones del resto de los pueblos se realizaban a través de caminos de herradura resultando impracticables durante buena parte del año. Se trataba de municipios escasamente poblados ya que tan sólo Albarracín, Gea y Terriente sobrepasaban los mil habitantes. El resto de ellos salvo Bronchales, Jabaloyas y Orihuela del Tremedal que, casi llegaban a esa cifra, tenían una población media de 500 habitantes. La sensación de aislamiento quedaba refrendada por el hecho de su situación geográfica, con unos pueblos situados en plena Sierra que sobrepasaban holgadamente los mil metros de altitud. Junto a ello, la otra característica de la Sierra, viene dada por un clima de tipo continental bastante riguroso, con unos veranos cortos y muy calurosos y unos inviernos largos y muy fríos, donde son frecuentes las nevadas y con cierta persistencia las heladas, ocasionando todo ello un auténtico “parón” agrícola entre los meses de noviembre y abril.

Sigue leyendo

EL ESCUDO DE MONTERDE DE ALBARRACÍN

El escudo de Monterde

El escudo de Monterde

Es el de Monterde un muy antiguo apellido de escasa difusión que encontramos muy disperso por España, si bien es recurrente en Aragón, de donde es originario, en la Comunidad de Valencia, en la provincia de Barcelona y en la Comunidad de Madrid. El apellido tuvo su origen, en opinión de la mayor parte de los tratadistas consultados, en el antiguo Reino de Aragón, concretamente en la localidad de Monterde de Albarracín, en la provincia de Teruel, de la cual tomaron el nombre los progenitores de las familias así apellidadas. ConviEne no olvidar, sin embargo, que existe otra localidad llamada Monterde en la también provincia aragonesa de Zaragoza, de la que igualmente pudieron tomar el nombre algunas familias Monterde. En la obra titulada “Diccionario de Heráldica Aragonesa”, de don Bizén d´O Río Martínez, se lee que una muy antigua casa solar del apellido Monterde se halló en la villa de Monterde de Albarracín, desde donde sus ramas pasaron a las localidades de Albarracín y Mosqueruela, pasando las ramas de esta última casas a las localidades de Ejea de los Caballeros y Sos del Rey Católico. Otra casa del apellido Monterde, distinta de las anteriores a juzgar por sus armas, tuvo su origen en la villa de Monterde, desde donde sus ramas se extendieron por Ejea de los Caballeros, Albarracín, Sos del Rey Católico y Mosqueruela. Armas: los Monterde del lugar de Monterde de Albarracín, usaron: En campo de azur, flor de lis de oro sobre monte del mismo metal; bordura de dos órdenes de jaqueles, de oro y azur. AGRADECIMIENTO A JESUS SORIANO por la documentación proporcionada sobre el escudo de Monterde.

Fuente: Heráldica Aragonesa (Redaragón.com)