Monterde desde los cuatro puntos cardinales.

4 puntos cardinales de Monterde

4 puntos cardinales de Monterde

En Monterde de Albarracín la primavera es la estación de año en la que la vida sale a flote después del crudo invierno. Sin embargo durante los últimos tiempos es una verdad a medias. Los inviernos ya no son lo que eran, muy lejos quedaron las intensas nevadas que cubrían el término municipal e incluso dejaban al pueblo aislado cuando no existía carretera y solo los caminos de herradura lo enlazaban con los pueblos del contorno. Por si fuera poco tampoco la primavera es lo que era. Llueve irregularmente y eso cuando llueve. Años como el pasado 2014 apenas hubo precipitaciones y la estación que tenía que representar la explosión de vida en la naturaleza fue una de las más deplorables de los últimos tiempos. Este año la pluviosidad ha sido bastante irregular y los labradores del pueblo mantienen la incertidumbre más absoluta de cómo acabará siendo la cosecha. Aún con todo quiero presentar a los vecinos y amigos del pueblo unas fotografías tomadas desde los cuatro puntos cardinales para que puedan apreciar cómo se encuentra la hoya donde se asienta el pueblo a finales del mes de mayo del presente 2015.

Sigue leyendo

Nuevo folleto de rutas senderistas del Sabinar de Monterde

1 Portada

Según los respectivos organismos europeos, Monterde de Albarracín posee el término municipal con la mayor extensión de sabinas de toda Europa. Estos árboles resultan ciertamente singulares debido a su lento crecimiento y a las formas que adquieren, modelándose en base a las características del entorno donde crecen. Es aquí precisamente donde radica su excepcionalidad en nuestro término municipal, con ejemplares centenarios y milenarios que recogen asimismo un hábitat enormemente rico y variado.

En estas rutas podemos contemplar las tres especies de sabinas existentes. La sabina albar es la más común del municipio, estando presente en todas las rutas con ejemplares que presentan como principales rasgos su elegante porte, la sinuosidad de sus formas y, en muchos casos, su longevidad. La sabina negral resulta común sobre todo en la ruta de Periaquebracla, mientras que la sabina rastrera es bastante abundante en la ruta de la Altiplanicie. En definitiva, estas rutas recorren un lugar privilegiado para los amantes de la naturaleza y del senderismo.

Sigue leyendo